lunes, 31 de enero de 2011

Pensiones dignas para las viudas


El pasado domingo estaba viendo la televisión, en concreto el programa de España Directo, cuando entrevistaron a dos pobres jubiladas que daba pena verlas. El programa trataba sobre el frío que está haciendo y como lo combaten estas mujeres que viven solas y dependen exclusivamente de su pensión de viudedad.
Cuando la reportera entra en la primera casa, la mujer la recibe sentada en una butaca, tapada con una manta y al lado de una estufa. La pobre se ponía unos calienta-pies y a la hora de ir a la cama tenía que usar una bolsa de agua caliente para poder burlar al frío. Y todo esto porque con la pensión que cobra no puede permitirse que le instalen la calefacción. El otro caso era otra mujer que estaba en el mismo caso, pero ella en su casa si tenía calefacción. El problema es que no puede encenderla porque no puede pagarla.
Estas mujeres son sólo un ejemplo de lo que están viviendo miles de jubiladas que no pueden disfrutar de una vejez en condiciones a causa de la mísera pensión de viudedad que les ha quedado. Y ahora quieren recortar más aun estas pensiones. ¿Es que no ven los políticos las necesidades que hay? ¿O sólo se dan por aludidos a la hora de pedirnos el voto? Ellos viven con todas las comodidades. No tienen problemas para llegar a final de mes, cuando hoy en día la mayoría de los ciudadanos llega a duras penas. Y cuantos hay que no pueden ni pagar sus hipotecas. Cada día vemos más gente buscando en los contenedores, pero preferimos mirar hacia otro lado. Nuestra sociedad prefiere seguir con la venda en los ojos y pasar de todo.
Estamos en un periodo de crisis y los que más la sufren son los pensionistas. Hay muchos que no cobran más que cuatrocientos euros. ¿Vosotros vivirías con eso? Ahora veremos los recortes que nos van a meter. Si realmente es necesario que se bajen las pensiones, que miren primero, investiguen y después decidan a quien hay que bajárselas, porque no siempre deberían perder los mismos.